Crítica Death Race: La carrera de la muerte

10/06/2008


Predecible es poco para una pelicula como "Death Race: La carrera de la muerte".
A base de esfuerzo y decepciones, el que escribe va curtiendo unas tacticas para que la pelicula de marras no pierda su interes hasta casi el final, pero en esta cinta fue imposible.
No me caracterizo por buscar el siguiente plano, la proxima trama y mucho menos hago loterias sobre el final, pero "Death Race" nos lo pone a tiro de nuestro subsconciente.
Despues de una intro bastante buena, nos dejan en medio de un futuro cercano que adquiere cierto interes, pera tras la primera escena de la trama, en casa del protagonista me queda un sentimiento desolador.
Durante todas las escenas, más o menos importantes, subrayadas por la camara lenta o por una música determinada, los detalles de la trama son señalados con luces de neón que nos tratan de idiotas.
A pesar de esa actitud, la acción transcurre si someterse a juicios morales ni a guiones demasiado pesados. Y eso es lo mejor de la pelicula, una mezcla de film carcelario con "Cadena Perpetua", curioso, pero es asi, asi pues tras ver el final no os desespereis por las incongruencias.
El conjunto es decente, no es tan feo como pegar a un padre con un calcetin, pero no es ninguna joya que valga la entrada de cine, como mucho en dvd y si se puede gorrear viendola en casa de un amigo, mejor que mejor.

Nota final:4