Crítica Iron Man

5/03/2008


Podríamos dividir en dos grupos las adaptaciones actuales al cine de los personajes Marvel. Las serias, caso de las dos partes de X-Men de Bryan Singer e Iron Man que hoy nos ocupa; y las frívolas, en la que entrarían el resto dando productos tan dispares como la agradable Los 4 Fantásticos o abominaciones como Elektra. Spider-man se quedaría en terreno de nadie, más cercano a la vergüenza ajena como siga por los derroteros de su tercera parte.
Iron man es una película disfrutable, totalmente recomendable, que no cae en infantilismo y humor simplón. Vamos, que no insulta al espectador.
El merito reside en un guión sólido; unos actores acertados entre los que destaca un estupendo Robert Downey Jr en un papel que podría darse al exceso; y un director, Jon Favreau, que sorprende teniendo en cuenta sus anteriores trabajos destinados a un público infantil.
Robert Downey Jr da vida a Tony Stark, multimillonario, mujeriego, pasota y alcohólico (aunque esto último el film lo suavice) que verá como su vida da un giro de 360 grados al sufrir un ataque en Afganistán, mientras asiste a la presentación de una nueva y devastadora arma fabricada por su empresa. Herido por fragmentos de metralla que ponen en peligro su corazón, se verá obligado a construir una armadura que le mantenga con vida y le ayude a escapar de los insurgentes, que le mantienen prisionero para que construya para ellos esa misma arma. Así nace el vengador dorado.
Sus 127 minutos aunque excesivos (¿por qué todo el mundo le da por hacer películas tan largas cuando pueden contar lo mismo en menos tiempo?), no se hacen pesados y
Robert Downey Jr demuestra que es uno de los mejores actores de su generación, cuya tortuosa vida privada le ha impedido hasta ahora situarse en el lugar que se merece, dotando al personaje de Stark de una sutil tristeza.
Si algo se echa en falta, como en toda película de superhéroes que aborda al personaje por primera vez, son las apariciones de Iron Man, más bien escasas. Pero este es un problema inherente, que no insalvable, a este tipo de películas a las que siempre hay que esperar a una segunda parte para disfrutar del héroe en su plenitud.
Buen cine de entretenimiento, buena adaptación de uno de los superhéroes más poderosos del planeta, Iron Man satisfará tanto ha aficionados al comic como al cine en general.

Nota: 7